viernes, 18 de noviembre de 2011

Anatomía Energética del Ser Humano




Los Nadis


Canales psíquico-energéticos, los nadis.

Los nadis son los canales psíquicos por donde circulan las energías internas y forman una extensa red que interconectan todo el cuerpo energético.
Los chakras, son centros psíquicos que se encargan de generar, absorber, acumular, transformar y distribuir la energía.

Los nadis constituyen un tupido entretejido de canales psíquicos-energéticos que se extienden por todo el cuerpo.
Su naturaleza es sutil y aunque pueda parecerse a la red de nervios o vasos sanguíneos, estos pertenecen al cuerpo denso. Los nadis se corresponden más con los meridianos de la acupuntura.
Este corriente de energía (prana) circula regida por el movimiento del Sol y al Luna, la actividad que se esté realizando y otros factores. El número de nadis es muy variado, pero en la práctica yóguica se trabaja con los tres fundamentales:


• Sushumna, nadi central.
• Ida, nadi izquierdo.
• Pingala, nadi derecho.

El canal central, Sushumna nadi.

Es el más importante, esta relacionado con el sistema nervioso central.
Parte del primer chakra, pasa por el segundo chakra en la base de la espina dorsal, penetrando en la columna, ascendiendo por su interior donde atraviesa los chakras principales y termina en el séptimo chakra (zona superior de la cabeza).
La energía kundalini (energía espiritual), cuando es despertadaasciende por el canal central, desde el primer al último chakra.

Canales izquierdo y derecho, Ida y Pingala.


Sushumna es el canal por donde circula la energía espiritual e Ida y Pingala son los senderos básicos del prana:

• Ida conduce la fuerza mental.
• Pingala la fuerza vital.

Ambos representan los dos polos de una misma energía.
Ida parte del lado izq. del primer chakra ascendiendo en un movimiento serpenteante y semicircular.
Atraviesa los chakras, pasa por la fosa nasal izq. y termina en el sexto chakra.
Pingala realiza el mismo recorrido partiendo del lado drch.
Mantiene siempre una posición opuesta a Ida, llega a la fosa nasal drch. y termina en el sexto chakra.


El nadi lunas: Chandra nadi.

Así se denomina a Ida que rige el funcionamiento del sistema nervioso parasimpático (encargado de regular los procesos internos del organismo), entre otras funciones, relaja los músculos superficiales y disminuye la temperatura exterior del cuerpo.

El nadi solar: Surya nadi.

Pingala complementa el trabajo de ida.
Asociado al sistema nervioso simpático, activa el ritmo cardíaco, aumenta la tensión muscular y la temperatura corporal.

Ida y Pingala tienen una conexión en las fosas nasales cuyo funcionamiento cíclico permite que predomine la respiración en una de ellas.
En personas equilibradas, la respiración va cambiando a lo largo del día de una fosa a otra en períodos de una a dos horas. Esta actividad respiratoria crea armonía en todos los sistemas.

Cuando la respiración fluye más intensamente:


• Fosa izq: Ida, fuerza mental, introversión, momentos propicios para trabajos intelectuales y creativos. Menos favorables para actividades de esfuerzo físico.
• Fosa drch: Pingala, fuerza vital, exterior, gran vitalidad, no es propicio para actividades que necesiten mucha concentración mental.

Los nadis y las fosas nasales están conectados a los hemisferios cerebrales.
Ida está ligado al derecho que es responsable de la orientación en el espacio, percepción psíquica, intuición, creatividad, sensibilidad artística, etc.
Pingala esta vinculada al izquierdo, encargado del análisis lógico y matemático, la mente racional.
En el ciclo de respiración nasal, existe un corto período que iguala el flujo, este equilibrio armoniza el funcionamiento de los hemisferios cerebrales y activa del nadis central que aporta gran cantidad de energía al cerebro.

(Claves del Yoga, D. Hernández, La Liebre de Marzo)

No hay comentarios: