lunes, 29 de junio de 2009

Objetos para el altar


El cáliz
La copa o caldero, que representa el útero de la Gran Madre está asociado con el elemento Agua y representa el lugar donde se crea y forma los hechizos, concentra las energías y en su interior bulle la magia.
Puede ser de plata o madera, de cobre o cerámica, eso dependerá del uso que se le quiera dar y el ritual elegido.


El atham
Es un cuchillo ritual de doble filo que no se utiliza para cortar nada físico, suele tener el mango negro y representa las fuerzas del elemento Aire, aunque algunas tradiciones la asocian al Fuego.
Su utilidad es muy variada, desde atraer y mover las energías a santiguar y bendecir, también utilizada para crear los círculos mágicos.


La vara
Herramienta muy utilizada para el trabajo mágico, normalmente confeccionada de madera de algún árbol sagrado por sus características y poderes o también puede realizarse de plata o cobre, suele adornarse con objetos como anillos (según el gusto de cada bruja o mago) y se coloca una piedra poderosa, un cuarzo por ejemplo, en el extremo final para dotarla de poder y dirigirlo hacia donde se quiera. La vara hay que consagrarla con un ritual propio para que sirva a nuestros propósitos y sea una extensión de nosotros mismos. Se la considera un elemento de poder masculino, de Aire o de Fuego, según la tradición de cada uno, pero su función es la de mediar entre los dos mundos y se suele tener varias varitas dependiendo de la madera:


Sauce para magia lunar
Roble para fuego
Manzano para amor


Y si se tiene por tradición los conocimientos druídicos, entonces se pueden confeccionar trece varitas, una por cada mes celta correspondiente a su árbol sagrado. Pero si un árbol posee para nosotros un significado especial, podemos tomar una ramita, siempre pidiendo permiso al árbol, y realizar una varita para conducir nuestra energía en los hechizos.

3 comentarios:

Lara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Una senderista. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
A.A. el Ciervo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.