miércoles, 12 de septiembre de 2007

Las vibraciones favorables de los entornos naturales


La magia para los practicantes Wicca puede realizarse allí donde no existan interrupciones, lejos de molestos curiosos, ruidos estridentes y cualquier tipo de vibraciones que nos resulte molesta.
Puede ser en el interior de una casa, en una habitación privada y preparada por nosotros mismos que con el tiempo y nuestro trabajo de “magia luminosa” llegará a ser un lugar de poder o mejor, nuestro rincón de poder. Lo mismo sucede si se practican rituales en el jardín, serán lugares muy especiales, sobre todo si se cuenta con la presencia de un árbol al que poder abrazar y meditar junto a su tronco.

Pero si deseamos armonizarnos con la naturaleza y sincronizarnos con sus vibraciones, nada mejor que salir al exterior y buscar un lugar apartado de la población, donde no existan sembrados, ni vallas y a ser posible ningún tipo de actividad humana.

Aún hoy en día es posible encontrar una zona boscosa entre laderas, restos de un gran bosque que ya se extingue; pequeños manantiales que brotan de las rocas escondidas en alguna quebrada; desnudas colinas alejadas de carreteras o playas desiertas que nadie visita. Estos entornos naturales pueden utilizarse, sus vibraciones benéficas están a nuestra disposición y los seres elementales que habitan en ellos estarán más que dispuestos a colaborar con nosotros.

Por nuestra parte, debemos ser respetuosos con todo aquello que existe en el lugar, pedir permiso para cualquier acto que realicemos, honrar y respetar a cualquier habitante ya sea animal, vegetal o etéreo, ser agradecidos dejando algún regalo como puede ser miel, galletas, nueces, manzanas y despedirnos dando las gracias.

3 comentarios:

Bree dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Crisma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.