miércoles, 29 de agosto de 2012

Signos zodiacales y el color de las velas. II

CÁNCER, LA VELA MORADA

La vela morada desarrolla la intuición y lo sentidos mágicos de Cáncer, signo de agua, de la misma manera que lo haría la vela blanca o la plateada, ya que las tres favorecen la maternidad, el hogar, el ahorro, la constancia y la sensibilidad interior de las/os Cáncer.
La llama de estas velas les ayuda a salir de depresiones, nostalgias y tristezas, dando una nueva luz a quien la enciende. Favorece el trabajo, tanto si se hace en casa o si hay que viajar para hacerlo, y ayudan a que el dinero luzca más de lo que luce habitualmente.
En la salud mejora el estado del pecho, el estómago y los dientes, son especialmente adecuadas para prevenir problemas psíquicos, alcohólicos o de fertilidad.
Su mejor hora es el mediodía, de doce a catorce horas .Y su mejor día es el lunes.
LEO, LA VELA DORADA
No hay nada mejor para los sueños de grandeza y para los deseos de lucimiento personal de las/os Leo, signo de fuego. La vela amarilla también ayuda a este signo, pero sin exageraciones.
Cualquiera de las dos favorece especialmente el tono vital, la energía personal y los golpes de suerte que puede traernos la fortuna. En el trabajo y los estudios su flama ayuda a progresar y a mejorar, y en la salud protege especialmente el corazón, la columna vertebral y la circulación sanguínea.
Su mejor hora va de las 14 a las 16. y brilla con más potencia los domingos.
VIRGO, LA VELA VERDE
Sintoniza muy bien con la vocación de servicio de los Virgos, ya que el elemento tierra al que pertenecen, se sublima a través de la llama de esta vela. La vela verde rompe con la pereza tradicional de Virgo, al tiempo que baja las tensiones de sus ansiedades y obsesiones. Protege en el trabajo, los negocios, el comercio y la profesión, sobre todo si se desarrolla de una manera independiente y liberal. No suele traer mucha suerte, pero favorece las corazonadas.
En salud protege los intestinos y páncreas, el tiempo que mejora el tono muscular y evita la obesidad. También favorece la imaginación y creatividad, al tiempo que aleja de tentaciones materiales.
Su mejor hora transcurre entre las 16 y las 18. El día en que más brilla y activa los deseos es el miércoles.

No hay comentarios: