lunes, 27 de octubre de 2008

La liebre y la luna


La liebre se equipara menudo en simbología con el conejo, ambos son animales lunares o que representan a la Luna, tanto por ser principalmente un animal nocturno y por su fecundidad.
En muchas leyendas y cuentos populares, la luna es una liebre al igual que las manchas oscuras y claras de la superficie lunar eran equiparadas a liebres. Se relacionaba con la Madre Tierra por su capacidad progenitora y se interpretaba como la renovación continua del la vida.

En primavera se tiene la costumbre de adornar la casa con huevos de pascua y con la liebre o conejo en representación de la fertilidad y la prosperidad unida al resurgir de la Madre Tierra en la estación primaveral.
En otras ocasiones tiene una simbología sensual, una referencia al sexo y esto viene dado de la idea de la numerosa prole que estos animales suelen tener.

Pero, también se le considera un símbolo de miedo y temor ya que la liebre y el conejo son animales más bien miedosos y acobardados. Por su capacidad de dormir con los ojos abiertos, se utilizó como representación de la vigilancia y símbolo de lo fugaz que puede ser la vida por su rapidez de movimientos.

En la Biblia, por supuesto, la liebre y el conejo son animales impuros, ya que están relacionados con la Luna, que es la representación de lo femenino, y la Madre Tierra.

2 comentarios:

Maeglin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Lilith, la Eternamente Libre... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.