jueves, 23 de agosto de 2007

Dónde y cuándo realizar los trabajos mágicos


El lugar escogido para llevar a cabo rituales, tanto en grupo como en solitario, es muy importante. El ambiente debe ser favorable, sereno y lo más tranquilo posible de intromisiones indeseadas.
Si se realiza en el interior de una casa se buscará una habitación reservada, aislada de ruidos, un lugar privado y personal. Se convertirá con el uso de la práctica mágica en nuestro rincón verdaderamente mágico que irá cargándose con las vibraciones de nuestros hechizos.

Para rituales en grupo es preferible buscar un lugar de poder en la Naturaleza, cercano a corrientes de aguas o donde existan rocas de impresionante tamaño. Los árboles solitarios y viejos poseen una energía muy especial y realizar hechizos en la orilla del mar en una noche de luna llena, es como sentirse transportado a otro mundo.

Sea cual sea el lugar elegido, es aconsejable preparar el ambiente quemando incienso o aceite en quemador y encender una vena blanca, todo esto junto con la visualización de los detalles y propósitos, la disposición de los objetos que se utilizarán, los colores tanto de las velas como de las telas, los gestos y conjuros y el sosiego de nuestra mente, harán que las energías se orienten hacia el hechizo.

Los practicantes de la Wicca son ante todo personas muy concienciadas con el respeto a la Naturaleza y el medio ambiente, por lo que siempre se mantendrán bajo vigilancia las fogatas y las velas que se encienden al aire libre, para evitar desgraciados incendios y una vez finalizado el ritual todo deberá quedar tan limpio como estaba.

Los lugares mágicos son fuentes de poder que pueden hallarse en muchos rincones del planeta, han sido utilizados por los antiguos como lugares de culto, porque sus vibraciones son muy especiales.
Las mujeres sabias y viejos maestros, conocieron la existencia en la Tierra de unas misteriosas líneas de energía que la atraviesan, y en determinados puntos se cruzan para formar un campo de energía positivo o negativo. Estos lugares (según su naturaleza), eran adecuados para levantar piedras oraculares y construir lugares de culto, que con la devoción y la consagración, han ido elevando los campos energéticos.
Muchas personas pueden percibir la vibración de los lugares de poder, los animales y las plantas lo hacen de forma natural y puede decirse que son verdaderos lugares mágicos con puertas al Otro Mundo .

Los lugares de poder transmiten fuerza e influjo positivo en general, pero las sensaciones que percibimos y como nos sintamos dependerán de nuestro nivel energético, pues no todo el mundo experimenta los mismo.

Los lugares que ejercen un influjo armonizador o vitalizador se denominan lugares de poder positivos.
Pero otros se caracterizan por poseer unas radiaciones perjudiciales. Son sitios en los que se producen un mayor número de accidentes, enfermedades, crímenes o inarmonías; los cristales se rompen con mayor facilidad y los aparatos eléctricos funcionan mal, a estos se les denomina lugares de poder negativos.

2 comentarios:

Lara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Paola Katixa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.