sábado, 21 de julio de 2007

Las velas y los pensamientos


Las velas son un instrumento indispensable para cualquier tipo de trabajo mágico, no solo traen la luz hacia nuestro altar dándole un ambiente especial y misterioso, sino que atraen las fuerzas telúricas de la tierra, concentra la energía del fuego e invocan las vibraciones del aire.
Pero, para armonizar más con nuestros deseos y estado de ánimo, los colores de las velas son importantes para las vibraciones que deseamos en esos momentos en que realizamos los hechizos.

La magia de las velas fortalece nuestros pensamientos y pueden ayudarnos en el trabajo mágico:
· Rojas: cuando tenemos necesidad de cargarnos de energías positivas y por supuesto en asuntos de amor.
· Azules: para aclarar los problemas y salir de un estado poco creativo.
· Verdes: fortalece la autoestima, calman y serenan, para salir de situaciones de estrés.
· Doradas: alejar situaciones de desgracia, atraer fortuna, superar obstáculos.
· Plateadas: fortaleza, adivinación y poder.
· Blancas: neutralizan las energías negativas, traen vibraciones serenas, paz y armonía.
· Naranjas: alejan estados depresivos, alegría y felicidad.
· Amarillas: aumentar la capacidad intelectual, alejan los miedos y dificultades para no ver con claridad una situación. Nuevos comienzos.
· Violeta: aumentar la espiritualidad, reforzar la confianza en nuestro Yo interno.

Hechizo Protector
Si tenemos la necesidad de protegernos o proteger nuestra casa, nada más fácil de hacer que este sencillo hechizo:
· Sal
· Espejo redondo
· Tres velas blancas
· Luna Menguante
Cuando la luna se encuentre en su fase de cuarto menguante, colocamos en nuestro altar un espejo redondo en el centro y sobre él tres velas blanca formando un triangulo con el pico hacia abajo (el símbolo de la Diosa). Se rodea con un círculo de sal fina, se agrega al círculo tres pizcas de sal en la misma posición de las velas y sobre las velas se arroja otra pizca, se procede a encender las velas y se deja que se consuman.

1 comentario:

HOMERO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.