lunes, 10 de octubre de 2011

La hiedra protectora



Hoy he plantado unas hiedras en mi pequeño jardín, esta mañana, muy temprano.
La hiedra es una planta trepadora considerada sagrada y femenina, aliada de las mujeres que buscan el amor y la alegría.
Crece en espiral superando cualquier dificultad o contratiempo y ese crecimiento enroscándose, avanzando representa la eterna búsqueda del conocimiento.
Dejándola crecer sobre los muros de una casa, protege el hogar y sus habitantes de forma mágica y podemos usarla como decoración en las fiestas para que aporte alegría.
Pero tenemos que tener en cuenta que la hiedra es una planta tóxica, a pesar de tener propiedades medicinales.
En pequeñas dosis dilata los vasos sanguíneos y en grandes cantidades los estrecha. La decocción alivia inflamaciones pulmonares y la tos, es un estimulante del hígado y un buen cicatrizante, pero siempre bajo control médico.



No hay comentarios: