viernes, 30 de septiembre de 2011

Rituales Lunares





La luna reina sobre la noche y sobre los aspectos más sutiles y delicados de la vida en la Tierra. Astro del amor, lo femenino y de todo lo relacionado con la intuición y la adivinación, su luz despeja las tinieblas y sus intensas vibraciones alejan las energías del Mal y protegen a quienes sabenrecibir e interiorizar sus efluvios.

Durante sus cuatro fases, la Luna emite diversos tipos de vibraciones y para recurrir a la fuerza de la Luna, se debe elegir la fase apropiada o pedirle protección general que puede solicitarse en cualquier momento.


Luna Nueva


Sus fuerzas son escasas, pero muy particulares, se dirigen sólo a la protección de asuntos muy concretos relacionados con el nuevo ciclo.
Protege y ayuda en el momento inicial de cualquier tipo de proceso. La condición es que se trate de algo que comienza y tendrá un desarrollo, no de un asunto que hace tiempo que está en proceso.

Luna Creciente


En esta fase de crecimiento, la Luna emite poderosas vibraciones. Se debe actuar con prudencia y cuidado para calmar y canalizar esa potencia a nuestro favor.
Durante todo su cuanto creciente, la Luna emite constantemente energías protectoras, muy favorables para los sentimientos positivos en nuestra vida personal.

Luna Llena
El plenilunio es el gran momento cósmico de la Luna. Bajo el signo del plenilunio toda la naturaleza vibra con una renovada intensidad. Todos los rituales, hechizos, sortilegios y encantamientos son más poderosos y eficaces si se realizan en una noche de Luna Llena y bajo su luz.
• Procurar realizar todos los sortilegios o hechizos especialmente importantes o difíciles con la ayuda complementaria de la Luna Llena.
• A pesar de no tener un asunto especial, debemos aprovechar la energía del plenilunio para reforzar las vibraciones beneficiosas de nuestros objetos mágicos y de nuestro ser.
• Si hay familiares o amigos que comparten la fe en la sabiduría de la energía cósmica, reunirse para oficiar un “aquelarre” bajo la Luna Llena, para intercambiar vibraciones y obtener más fuerza y poder en conjunto.

Luna Menguante
Es la fase más débil de la Luna, cuando ya ha emitido casi todas sus energías y su luz se apaga lentamente hacia el ocaso.
Muchos brujos y hechiceras, prefieren no realizar ningún tipo de sortilegio lunar durante el Cuarto Menguante, pero puede darse el caso de necesitar un poco de vibraciones lunares durante esa etapa del astro, y que con un pequeño esfuerzo puede conseguirse su ayuda.

No hay comentarios: