jueves, 30 de abril de 2009

Reflexiones de una bruja


Es cierto que la primavera es una época de alteraciones y cambios, el dormido invierno se marchó y la primavera trae el despertar, lo nuevo, los cambios necesarios para la llegada del verano que muy pronto estará aquí.
Nosotros sentimos en nuestro interior que las cosas estas variando de forma que nuestro cuerpo físico y nuestro espíritu se inquietan, se alteran.
Estamos más nerviosos y a la vez nos sentimos decaídos, nos resulta difícil tomar el sueño y a la vez nos cuesta mucho levantarnos por la mañana. Son los cambios de esta estación tan inestable en emociones como en el clima.
La primavera es una estación de alteraciones climática, siempre lo ha sido y hoy en día más. Es normal encontrar unos maravillosos días soleados y calurosos y al siguiente se produce un drástico cambio atmosférico y llueve torrencialmente o nieva con más ímpetu que en el propio invierno. Ventisca de granizos pueden sorprender a los más precavidos y un implacable sol hace que las temperaturas suban.

La joven Diosa está inquieta, se maravilla ante todo y sus emociones se reflejan en la explosión de colores que invade la Naturaleza, su energía sexual la lleva a explorar cada rincón de su cuerpo y a buscar un compañero para amarse con gran pasión.
Feliz Beltane
Se aproxima los fuegos de Beltane, la noche mágica, una noche muy popular entre las brujas y todos aquellos que preservan las tradiciones de nuestros ancestros, en este enlace que dejo
http://tradiciondebrujas.blogspot.com/2008/04/beltane.html escribí sobre esta fecha de verdadera fuerza mágica.

4 comentarios:

Una senderista. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Kamra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
kittyara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.